Conviene más iPhone o Android a estas alturas de 2016

La verdad el título debería incluir Windows Phone, pero nos enfocaremos al líder (Android) en comparación con el iPhone (acompañado del elitismo que lo caracteriza) para descubrir cuál conviene más a estas alturas de 2016.

Si usted cree que caminar con la cartera de fuera por Tepito aumenta la posibilidad de que le roben no ha puesto una empresa de tecnología en Estados Unidos, allá el robo de ideas tiene escalas millonarias pero así surgieron avances como el sistema operativo de Apple iOS, que a su vez fue copiado por otro sistema que a su vez fue comprado por Google para dar vida al Android que conocemos actualmente. Digamos que ambos sistemas vienen de una misma Matrix de ideas por eso no es casualidad que ambos tengan una “pantalla de inicio”, “apps”, una interfaz táctil o  varias cámaras. Ambos sistemas lograron un estándar de desempeño y de utilidades que no se discute,  pero en términos prácticos ¿cuál conviene más?
Para no darle muchas vueltas a la cosa, diría que iPhone, con su arrogante iOS, conviene sobre Android por un tema que va más allá del precio y las funciones: seguridad. Aquí Android sigue siendo la Mis Universo del malware, spyware, ransonware y la mayoría de ataques cibernéticos, su violación masiva es proporcional a su flexibilidad y apertura (cosa que iPhone NO tiene). iPhone ya tiene en su registro varios ataques y no esta limpio 100% pero es un arroz negro en una paella de Sanborns. Sé que a muchos les molestará que lo diga pero de acuerdo a estudios de ESET, GDATA o McAfee, Android es a estas alturas el parque de diversiones de los ataques a sistemas operativos móviles.
El segundo punto en contra de Android (que no es directamente su culpa pero ni modo) son todas esas Apps preinstaladas que arruinan la experiencia de uso. No solo me refiero a las Apps básicas, sino las agregadas por Pobristar, Telcel o At&t, más las que preinstaló Google, más las que preinstaló Samsung o Alcatel o quien quieran y al final tu Android  nuevo te llega, no con lo mejor, ni con lo que más te va a servir, te llega mas manoseado que aguacate en oferta. iPhone no se escapa de preinstalar Apps pero sabe perfectamente bien que la experiencia de uso debe ser más límpia y suena elitista y en ese tono lo dicen, pero les aseguro que tiene todo el sentido de ser.
Por último diría que Android no me convence por dejar fácilmente meter a cualquiera hasta la cama con mis cosas, es decir, permite que una simple App de lámpara pueda tener permiso de leer mis mensajes. OJO, yo sé que los permisos los otorga cada persona antes de descargar una App, pero no tienes opción y esa precaución la toman pocas personas, lo peor es que complica la experiencia de encontrar una app que respete tu privacidad, iPhone no se escapa tampoco, pero no autoriza cualquier aplicación que se quiera pasar de lista y eso vale mas que un riñón. Recordemos que muchas apps que son “gratis” se cobran su valor con la información que recolecta de tus actividades que hacemos para ser vendida en un mercado de datos que se cotiza más que cualquier bolsa del valores del mundo.
Esta percepción es eso, una visión personal y no la tienen que compartir todos, cada quien cuenta cómo le fue en la feria y esta es mi versión. El desempeño y apertura de Android es fantástico pero para mi ese no es un valor agregado. También creo que iOS ha perdido esa sencillez que solía tener, su app de música, de mapas y su tienda ya es un desastre comparado con lo que era, no es un producto perfecto, pero está mas controlado que un gringo borracho en Las Vegas contra un Gringo Borracho en Acapulco ¿no creen?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *