Volkswagen inicia producción de Taos en México

La armadora alemana inicia la producción en serie de su nuevo deportivo utilitario en la planta de Puebla. México será el primer mercado en comercializar Taos en todo el mundo.

En lo que representa una nueva era para Volkswagen en la región Norteamérica, el día de hoy dio inicio la producción en serie del nuevo SUV compacto Volkswagen Taos, en la planta de vehículos en Puebla de Volkswagen de México.

Con el Taos, la planta de Puebla suma ya cuatro modelos, fabricados basados en la estrategia modular MQB del Grupo Volkswagen: Golf, Jetta, Tiguan y ahora Taos. Su producción se llevará a cabo en el Segmento Poniente de producción más moderno de la factoría, el cual recibió grandes modificaciones.

Entre las principales modificaciones a las líneas de producción, destaca la adición de 17 nuevos herramentales en el proceso de Prensas para la producción de piezas de la carrocería del nuevo Taos, así como una expansión de cerca de 3,000 metros cuadrados en capacidad de almacenamiento para troqueles.

Además, en carrocerías se integraron 354 nuevos robots y dos nuevas cabinas de soldadura láser; en pintura se llevó a cabo una reprogramación en todas las líneas y se añadieron dos nuevos robots de aplicación de sello; mientras que en el proceso de montaje se amplió la flexibilidad de manufactura, al modificar las líneas para que en una misma nave se ensamblen dos modelos diferentes: Taos y Golf Generación 7.

En cuanto al aprovechamiento de los recursos, el Segmento Poniente cuenta con un canal ambiental pluvial, el cual tiene la capacidad de captar hasta 640 metros cúbicos de agua de lluvia que posteriormente es filtrada, almacenada y utilizada en los procesos productivos.

En lo que se refiere a eficiencia de sus procesos, el área de pintura cuenta con un proceso de bajas emisiones, ya que no utiliza Filler (Primer); en su lugar utiliza un solvente libre de Compuestos Orgánicos Volátiles y cuenta con robots optimizan hasta en un 30 por ciento el consumo de pintura.

Se espera que con la producción del nuevo modelo Taos, se obtenga una mayor permanencia de la plantilla laboral de la planta de autos en Puebla en el mediano plazo, permitiendo a Volkswagen refrendar su compromiso con México.