Llega la nueva Cheyenne a México

Chevrolet acaba de liberar una bestia en Veracruz, una camioneta renovada con un aspecto que si la anterior era imponente, esta le dice “hold my beer”, más grande, robusta y alta, espaciosa y poderosa y con mucha tecnología añadida.

Así es, las nuevas Silverado y Cheyenne han llegado al país, sus versiones doble cabina (las que todos quieren) fueron presentadas en Veracruz el 26 de febrero de 2019 y vienen con todo, tienen un nuevo diseño que es más grande, ancho, alto y tiene mayor distancia entre ejes, también ofrecen un espacio para las piernas aumentado en 60cm para la segunda fila de asientos, lo que promete mayor comodidad a la hora de hacer viajes.

“Generación tras generación, Chevrolet Silverado y Chevrolet Cheyenne se han renovado para responder a las cambiantes necesidades de los clientes y esta nueva generación realmente destaca por alinearse a la vida actual de los consumidores de pickups”

-Pedro Ruiz, Director de Mercadotecnia de General Motors México

Para la ingeniería de estas camionetas se llevaron a cabo más de 7,000 entrevistas con clientes e hicieron la mayor cantidad de pruebas en la historia de General Motors, la distancia suficiente para ir y venir 14 veces a la luna.

¿Qué tenemos en la Silverado?

Para esta tenemos nuevos paquetes WT (Work Truck) con un motor V6 de 4.3L con transmisión automática de 6 velocidades con modo manual que dotará a la camioneta de 285 caballos de fuerza de potencia y 305 libras pie de torque. Podrás seleccionar entre una 4×2 y una 4×4.

Esta camioneta carga 35kg más que la anterior y también tiene mejor capacidad de arrastre, el volumen de su caja incrementó en 303L, tiene un nuevo sistema de monitoreo de frenos y tres nuevos colores: Azul metálico, Gris ónix metálico y Gris grafito metálico.

Hablando de números, la Silverado WT 4×2 costará $633,900 mientras que la Silverado WT 4×4 tendrá un precio de $654,900

¿Y la Cheyenne apa’?


Aquí tenemos todo el juguito, lo mero bueno, la mítica Cheyenne, este modelo viene en cuatro versiones, la RST (Rally Sport Truck), Trail Boss, LTZ y High Country. Si eres cuidadoso te habrás dado cuenta que dos versiones son nuevas, la RST y la Trail Boss ¿pero qué traen de nuevo? Pues la RST viene con la famosísima suspensión todo terreno Z71, hecha para divertirse, mientras que la Trail Boss viene con una suspensión igualmente todo terreno pero elevada en 2”.

La High Country (que de una vez te digo es la más carita) es la más bendecida con el poder de los dioses de la gasolina, dotada de un motor V8 de 6.2L  con 420 caballos de fuerza y una transmisión automática de 10 velocidades. Las demás llegaron tarde a la repartición de motores y quedaron con un buen V8 de 5.3L y transmisión de 8 velocidades.

Todas tienen su sistema start/stop que te evita estar buscando la llave en la bolsa y tienen un nuevo sistema de administración de combustible (llamado DFM en inglés), así el motor puede trabajar de 17 diferentes formas, haciendo funcionar desde 2 cilindros hasta a los 8 a todo vapor según las necesidades de la camioneta y el terreno en el que se encuentre, todo esto te permite ahorrar gasolina a lo bruto.

Estas versiones son las que hacen notorio el incremento de capacidades: pueden cargar hasta 148kg más que la generación anterior, su capacidad de arrastre es de 219kg más, con un total de 4,355kg, un 5% más que antes, la caja tiene 1,781L de capacidad, lo que supone un aumento de 269L, esto es aproximadamente un 15% más que antes.

Vienen con cuatro modos de manejo distintos, que son el modo tour (relajado), deportivo, todo terreno y remolque/arrastre. Los asientos traseros fueron muy tomados en cuenta para esta versión, anteriormente les mencioné el aumento de espacio, para estas versiones tenemos asientos con calefacción y compartimentos ocultos en sus respaldos, la caja de carga se abre y cierra eléctricamente y también tiene los tres colores nuevos de la Silverado.

En cuestiones de seguridad destaca la alerta del punto ciego, también la de cruce trasero y un control de estabilidad StabiliTrak, tiene control de remolque, asistente en descenso de pendientes y el sistema Teen Driver que vimos en la Blazer.

Todas las versiones vienen en 4×4 y son extremadamente divertidas, pero sus precios son algo elevados, si piensas comprarla ahí te van. La Cheyenne RST cuesta $845,800, la Trail Boss $911,900, la versión LTZ $978,300 y la grandota, la Cheyenne High Country te sale en una humilde cantidad de $1,073,400

Cuentan con asistencia personalizada de Chevrolet OnStar 4G LTE con Wi-Fi para hasta 7 dispositivos, tiene 3 meses o 3 GB de servicio gratuito y un mes gratuito de Commercial Link, este es más para empresas comerciales que quieren administrar sus flotillas de camionetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *